Bodas íntimas

Vemos lo bueno de las cosas y en tiempos de incertidumbre y cambio, más.

Con las bodas pensamos que esta debería ser la actitud e invitamos a la parejas que nos eligen a tener esa postura: por eso a la hora de casarse y teniendo en cuenta que la cantidad de invitados es reducida, te queremos contar lo que vemos de positivo.

Menos nervios + diversión + emoción

Sabemos que cada pareja vive ese gran día de manera diferente, pero por lo general cuanto mayor sea la lista de invitados más estresante puede llegar a ser.
Con las bodas íntimas las parejas se suelen concentrar en lo que realmente quieren y ser ellos mismos, acompañados de su familia y amigos más cercanos.

Personalidad

¿Qué mejor manera de mostrar su personalidad que celebrar una boda íntima en tu ciudad, en tu casa o en algún lugar que les guste mucho? Seguramente hay un montón de lugares hermosos y rincones únicos en la ciudad o barrio donde viven que se pueden transformar en el escenario perfecto para celebrar una boda.

El día de la boda tiende a ser movido y es real que pasa muy rápido, al menos eso cuentan la mayoría de las parejas. Por eso con una boda íntima pueden vivir ese día de otra manera, sintiendo cada instante.

Ver esta boda

La boda que imaginaron

Al tener menos invitados podrás hacer una boda más personalizada, prestando atención a otros detalles. Algunas parejas creen que las bodas íntimas son una oportunidad para hacer realidad la boda que siempre soñaron.

 

 

Ver esta boda
01
03

Lo importante

En este tipo de bodas uno puede pasar tiempo de calidad con cada uno de los invitados. Lo importante son los momentos compartidos con nuestra familia y amigos.

PREV.
NEXT.
- NEW ZEALAND